COLOR VS METROS CUADRADOS?

Por 16:10:00 , ,

Hace unas semanas, un amigo que se está por mudar me planteo la siguiente cuestión: "Quiero pintar una pared de mi habitación de un color pero es chiquita, ¿Que hago? ¿Quedará muy pequeña?". Creo que esta debe haber sido la decimoquinta vez (al menos) que escucho la misma pregunta y dado que es recurrente, me pareció que ahondar el tema en el blog, podría ser de ayuda a muchos. Así que dicho esto, aquí vamos...

Parece ser que se ha instalado la idea de que el color y la escasez de metros no pueden coexistir. Como si de agua y aceite se tratara. Y, si bien es cierto que son factores que tienen relación directa, déjenme decirles que es incorrecto. Como buena arquitecta de oficio e interiorista por pasión, cuando se me plantean estas encrucijadas es mi obligación responder con alternativas. Es trabajo de quienes estamos en esta profesión, emplear las herramientas adecuadas para hacer posibles cosas que, a primer oído, parecen improbables (pero no imposibles).





Cuando se trata de espacios en donde uno va a pasar gran parte de sus días, no digamos vida para no sonar tan dramáticos, no me gusta responder con una negativa. Está en el ingenio y en saber aplicar algún que otro truquito, poder darle la vuelta a la cosa. 

Si bien es cierto que en la mayoría de las publicaciones que he colgado en el blog, recalco las ventajas de trabajar sobre superficies blancas (lo cual es real), no deja de ser mayormente por gusto personal. Y es que, cuando elijo un proyecto que compartir, lógicamente lo hago basándome en mis preferencias. En fin, que todo es posible así que a continuación voy a dar algunos factores a tener en cuenta para llevarlo a cabo de la mejor manera:

- ELEGIR EL COLOR 

Lógicamente el primer paso consistirá en elegir el color. Una vez se tenga clara la elección, mi recomendación en espacios reducidos es optar por la gama mas clara de dicho color. Aunque como dije antes, sobre gustos no hay nada escrito y si elegís el mismísimo color negro, pues adelante... hay que ser un poco radical también en la vida.






Respecto a esto, tengo pendiente un post dedicado a los colores cálidos y fríos y su impacto en el ambiente y en los sentidos, pero si estás indeciso tal vez puede servirte la siguiente entrada Armonía o Contraste - Color.

- ELEGIR LA PARED

La elección de la pared a pintar es, a mi criterio, la cuestión mas importante. Es el factor que mas va a influir en la percepción espacial.

Primeramente se debe localizar la principal fuente de luz natural del ambiente. Es decir, la pared que contenga en si, una abertura. Tomando esta pared como referencia elegiremos entre las opciones que enumero a continuación:


1. Pintar la pared frente a la abertura: 
Esta superficie será siempre la mas iluminada, en ella rebotará la luz que ingresa por la ventana redistribuyéndose en todo el ambiente aportando la luminosidad y amplitud. Si la pintamos de un color oscuro lo que haremos es reducir el reflejo de la luz y oscurecer el ambiente por tanto, esta opción solamente debe emplearse si lo que se quiere es reducir la percepción espacial. Por el contrario, si optamos por colores claros en esta pared reforzaremos la sensaciones anteriormente nombradas.

(Les prometo que intenté buscar imágenes para ejemplificar esta situación y me resulto imposible... Probablemente porque sea la menos aconsejable de las opciones)

2. Pintar la pared de la abertura:
Esta superficie es generalmente la mas oscura, o la que estará en sombra la mayor parte del tiempo. Esto se debe lógicamente, a que al contener la ventana en si misma, no recibe iluminación solar de manera directa, pero cuidado! Si lo hará mediante el reflejo o reflectancia que se produzca en la pared frontal. Debido a esto, en espacios pequeños donde ambas paredes enumeradas se hallan próximas, es importante la elección de colores claros de la pared anteriormente nombra ya que tendrá un impacto directo en esta. 

Si se decide pintar esta pared con colores oscuros, ha de tenerse en cuenta que visualmente se logrará un efecto que reducirá las dimensiones de la abertura. Por otra parte, enfatizará visualmente a la misma y creará sensación de profundidad (ojo, no es lo mismo que amplitud).





3.Pintar las paredes laterales:
A mi criterio esta es la opción mas acertada cuando se opta por un color oscuro. Estas paredes son las que consideraríamos "neutrales". Ya que son superficies que recibirán tanto luz directa como por reflejo por tanto serán un equilibro entre ventajas y desventajas de las anteriormente nombradas.





3. Pintar el techo:
Si se busca elevar la altura de los techos pintaremos el techo de un color más claro que el de las paredes, de esta forma re-direccionaremos la luz hacia arriba reforzando la verticalidad. Los techos visualmente "pesados" como pueden ser los abuhardillados, o de envigados complejos, pueden aligerarse y elevarse si se pintan las vigas del mismo color que el techo. En cambio, cuando el techo tiene ya una gran altura lo cual a veces resta calidez a la estancia si no se mantienen las proporciones adecuadas, podemos acercarlo visualmente al suelo, pintándolo de un tono más oscuro que el de las paredes.





También podría interesarte

0 comentarios