NUESTRO LUGAR DE TRABAJO

Por 12:12:00 ,

Cada vez son mas los profesionales que trabajan desde casa y necesitan un espacio donde encontrar la inspiración y alimentar su creatividad. Hoy en día observamos una expansión mundial en lo que a trabajar desde cada se refiere. Suecia, Holanda y Finlandia son los pisases lideres en Europa en implementar esta modalidad, mientras que Uruguay y Argentina lideran en Latinoamerica. Es por esto, que la "Zona de Trabajo" o "Workspace", que generalmente es uno de los lugares más olvidados en los hogares, debe empezar a ser mejor considerada.




Para diseñar una buena zona de trabajo debemos tener en cuenta varios factores fundamentales.

ILUMINACIÓN:
Uno de los factores fundamentales a la hora de definir nuestro espacio de trabajo es la iluminación. Hay que intentar situarlo lo mas cerca posible de una fuente natural de luz, lo ideal, es frente una ventana. Si trabajas de noche, hay que escoger una buena lámpara que situaremos en la misma mesa de trabajo y que proporcione la luz justa y necesaria para el trabajo que vayamos a realizar. No necesitaran la misma luz las personas que solo trabajan con el ordenador que aquellas que manejan documentos físicos o realizan dibujos. En el mercado podemos encontrar cientos de propuestas de lamparas de sobremesa que se ajustaran a nuestro estilo y presupuesto. Una iluminación inadecuada puede provocar fatiga visual y mental que a la larga nos puede pasar factura.









ORDEN Y ESPACIO:

El espacio es uno de los grandes problemas a la hora de definir nuestro lugar de trabajo, ya que la mayoría de los mortales contamos con muy pocos metros en nuestras casas y tenemos que hacer malabares para dejar unos metros para una mesa de trabajo. Lo ideal sería tener una habitación independiente, pero si no es posible, la clave está en saber mirar con otros ojos aquellos espacios que creíamos inutilizables. Con un poco de ingenio seguro lograremos colocar lo indispensable, una buena mesa de trabajo, espacio de almacenamiento y tener todo lo que puedas necesitar para tu trabajo lo más a mano posible.

COMODIDAD Y ERGONOMÍA:
Ambos son factores fundamentales para que el trabajo transcurra sin problema y sin consecuencias en la salud. Una silla cómoda, manejable y que se adapte a la forma del cuerpo es imprescindible. Actualmente podemos encontrar una gran variedad de modelos a precios asequibles.







MATERIAL JUSTO Y NECESARIO:
El lugar de trabajo debe estar despejado de cosas innecesarias que desvíen nuestra atención o que perturben nuestra concentración o creatividad. Los materiales de mayor uso deben estar siempre a nuestro alcance y el resto dejarlo almacenado en un lugar próximo.

HOMOGENEIDAD CROMÁTICA:
Para propiciar la concentración y la creatividad, el espacio de trabajo debe contener cierta uniformidad cromática tanto en sus muebles como en los objetos que lo decoran.
El color de las paredes es fundamental que sea un tono claro y suave. Está demostrado que ciertos colores actúan de forma positiva en los individuos. Así por ejemplo, el color verde actúa directamente en la capacidad de concentración (por eso los escritorios y las pizarras de los colegios son de este color).




PERSONALIDAD:
Por último, y no por ello menos importante, todo lugar de trabajo debe contener objetos que nos definan y que nos ayuden a encontrar la inspiración. Está demostrado que un espacio frío y sin adornos afecta negativamente en el estado de ánimo de los individuos, en cambio, los lugares con ciertos toques personales proporcionan comodidad y sensación de pertenencia.





Fuente: La Bici Azul
Imágenes: Pinterest

También podría interesarte

0 comentarios