MAMA CAMPO

Por 15:30:00


Se dice que somos lo que comemos y es, en gran parte, cierto. Cada vez se toma mas concienda de que deberíamos comer lo mejor posible y que, cuidando la alimantación se pueden prevenir un centenar de afecciones a futuro. Pero lo cierto es que comer bien no es fácil ni barato. Aunque sean una tendencia cada vez más en alza aun no resulta sencillo incorporar productos naturales y ecológicos a la dieta diaria. Por eso es de agradecer que iniciativas como la que traigo hoy intenten desviarse del patrón industrializado de las ultimas décadas y acercar a la gente  productos de calidad.

Hoy quiero mostrarles un nuevo concepto de negocio que aúna tres negocios en uno. Porque "Mama Campo" (así se llama el lugar en cuestión) suma almacén y restaurant a "La Cocinita de Chamberi", un espacio de nutrición infantil que hace unos tres años abrieron sus propietarios con la idea de acercar a los mas pequeños hábitos saludables de alimentación de una forma divertida.



La tienda se encuentra en Madrid y cada negocio ocupa un local diferenteSus propietarios querían, como ya hacían con los niños, fomentar el consumo de productos más sanos y naturales pero desmitificando un poco todo aquello que siempre rodea a este tipo de productos: caros, para unos pocos, con tiendas algo distantes. No querían un establecimiento elitista, sino un lugar más “de barrio”, donde fueran a comprar tanto aquellos que consumen habitualmente productos ecológicos como las señoras mayores acostumbradas a ir al mercado de toda la vida. Así nació la tienda, que suma a su oferta de productos envasados de marcas de producción ecológica u orgánica de diferentes regiones españolas, la de huevos, hortalizas, frutas o legumbres a granel traídos directamente de agricultores, ganaderos y elaboradores que miman sus productos y cuidan el entorno. 






Además, si algún día no tenés ganas de cocinar vos mismo con los productos ofertados, podes optar por la oferta de su restaurant. Justo al lado de la tienda ofrecen los sabores de siempre con un toque actual: guisos, pucheros, cremas, ensaladas…pero no solo para comer o cenar, también sirven desayunos y meriendas.






El diseño y la decoración de los locales también apuestan por lo sostenible. Todo en consonancia con lo que se vende y ofrece porque desde el principio al proyecto gastronómico se le unió un potente concepto de diseño. El resultado es un proyecto que parece bastante redondo, en el que aparentemente todo tiene sentido y se han cuidado todos los detalles sin elegir nada al azar.


También podría interesarte

0 comentarios