LOFT INDUSTRIAL

Por 16:33:00

Cada vez son más los jóvenes que buscan romper con los interiorismos más tradicionales, aquellos que recordamos de casa de nuestros padres, por ejemplo, y buscan estilos innovadores y modernos que los hagan sentir la juventud que llevan dentro. El estilo industrial es una tendencia decorativa perfecta para los que están buscando precisamente esto, un espacio moderno donde se logra un ambiente vivo y joven.

Hoy traigo un loft que combina lo moderno con lo industrial. Este estilo tiene origen fabril; sus primeros adeptos fueron jóvenes artistas neoyorquinos que, en la década del ´50, se mudaron a antiguos depósitos o fábricas generosas en metros y en luz. Muros de ladrillo, vigas y caños a la vista, pisos y techos de hormigón, fueron el punto de partida para componer ambientaciones con el eje puesto en la estructura y la funcionalidad. A la hora de ambientar, una de las grandes ventajas de este estilo es que es atemporal: nunca pasa de moda.



El apartamento en cuestión se encuentra en Barcelona y consta de un gran espacio de 170 metros² que originalmente era un almacén de alfombras fue reciclado y convertido en un auténtico loft. Digo auténtico porque es el prototipo de loft que me viene a la cabeza cuando pienso en uno: ambientes muy amplios con pocas divisiones internas, techos bien altos, detalles arquitectónicos de estilo industrial, grandes ventanales y vigas estructurales a la vista. En cuanto a la decoración, el loft está ambientado de una manera moderna que combina muebles y accesorios de distintas texturas y estilos.





Desnudar la estructura es un rasgo fundamental de este estilo. Y no sólo en la arquitectura; también muebles y luminarias pueden revelarse en toda su materialidad. El acero, hierro, aluminio, chapa y hasta el cromo, son materiales característicos de este estilo, y presentes en mesas, sillas, lámparas y todo tipo de accesorios. La madera acompaña, y es ideal usarla al natural, en tonos mate, para aportar una dosis de calidez.



Una de las grandes ventajas a la hora de inclinarnos por este estilo es que es ecléctico, es decir, en un espacio industrial pueden convivir una mesa con tapa de madera y patas de hierro, una silla Luis XV y una lámpara de fibra de vidrio azul con total armonía.

Podemos ver como en el living del loft se mezcla de texturas y estilos: un gran sillón moderno en L, una mesa de centro con tapa de madera y patas de hierro sobre una gran alfombra de yute. En el sector del comedor principal, una mesa con sillas de madera antiguas. Detrás, una biblioteca realizada con los típicos estantes de metal que se utilizan en oficinas.









Sin dudas, el principal toque en la decoración industrial lo dan la incorporación muebles y accesorios antiguos o de segunda mano al más puro estilo fábrica u oficinas. En este caso el mobiliario es un elemento clave y actúa como una verdadera obra de arte y exhibición. EN este caso, el escritorio de metal es antiguo y de aspecto pesado, al igual que la silla. En ambientes amplios, los muebles de estas características ayudan a llenar el espacio.



Como mencioné antes, los apartamentos de estilo industrial se caracterizan principalmente por ser espacios abiertos, de gran superficie y pocos cerramientos o divisiones anteriores. Por tal motivo, arriba, se recurre un gran placard de diseño simple para dividir el ambiente principal dando privacidad al dormitorio.

En todos los ambientes o habitaciones, predomina el monocromatismo. Blanco puro para paredes y puertas salpicados únicamente por detalles en color en gris, negro o marrón. Las lámparas, al estilo flexo, son el elemento decorativo principal a la vez que resultan muy prácticas.





La cocina y el comedor diario del loft es simple y de líneas modernas. En general, las cocinas de estilo industrial suelen incorporar cerámica de imitación ladrillo en blanco, que recuerdan las paredes antiguas manteniendo un estilo actual. Los electrodomésticos, en acero inoxidable, y los muebles en tonos oscuros le dan esa atmósfera austera que tanto caracteriza a este estilo. Las lámparas colgando del techo al más puro estilo fábrica o almacén le dan el toque final.





Fuente: BCNLocations
Fotos de Jordi Miralles


También podría interesarte

0 comentarios