DECORA CON LUCES

Por 15:54:00

Una de las claves para decorar ambientes está en la iluminación. Ésta ocupa un rol protagónico y crítico a la hora de expresar la identidad de un lugar o lograr el confort de sus propietarios. El correcto equilibrio entre el tipo y la cantidad de luz que recibe un espacio permite trasformar el modo en que éste se percibe, haciendo posible realzar o atenuar la decoración e incluso intensificar el valor de los elementos decorativos.

En el último tiempo las luces navideñas, que antes solían utilizarse únicamente en los arboles, se han reinventado, ya no solo se utilizan para adornar sino también para decorar. Así que desempolvá tus guirnaldas y junto con un poco de imaginación aporta un toque romántico a tus rincones favoritos con alguna de las siguientes ideas.





Como primer medida hay que tener en cuenta que la temperatura de la luz y el color influyen no solo en el ambiente, sino también en las personas que lo habitan. No es lo mismo tener una lámpara en la que la bombilla ilumina directamente que otra que filtre la luz con un cristal blanco o una tela. Tampoco es lo mismo tener una luz única que ilumine por completo un espacio que tener diferentes focos con intensidades variadas para iluminar de acuerdo a las necesidades.

Aunque parezca mentira la luz produce sensaciones, altera de manera positiva o negativa la armonía de un espacio. Podríamos decir que una luz intensa provoca energía, excitación, mientras que la luz suave puede dar sueño. Un exceso de luz puede producir deslumbramiento, y con ello fatiga y dolor de la vista mientras que la luz cálida tiende a relajar y hacernos sentir a gusto. Es por esto que no solo hay que tener en cuenta qué se desea iluminar sino también cuales son las sensaciones que produciremos en el habitante.

En los siguientes ejemplos, buscaremos crear un ambiente suave, sensual y delicado, que transmita serenidad y tranquilidad. Para ello la luz siempre debe ser sutil, indirecta, con artefactos semi-escondidos, recubriendo las luces con esferas de papel o elementos que tamicen la intensidad lumínica.

Con una buena planificación de la iluminación, elección de materiales y distribución, se puede cambiar completamente el aspecto de una habitación. Por el contrario, el mal uso de la iluminación puede echar a perder una buena idea decorativa.







Fotos: Pinterest



También podría interesarte

0 comentarios